Un grupo de inmigrantes conformado por 22 hombres, nueve mujeres y siete niños, fueron encontrados en un pequeño islote ubicado en la frontera entre Turquía y Grecia.

El ministro de Migración europeo señalo que el grupo de migrantes se encontraba en “muy buenas condiciones”, entre ellos una mujer embarazada que rápidamente fue trasladada al hospital. Según la agencia de derechos humanos y los inmigrantes, un niño murió a pocos kilómetros de la ciudad griega de Lavara, aunque el dato no fue confirmado por la policía griega.

Autoridades griegas aseguran que fueron identificados como sirios y se encontraban en territorio turco, pero luego se confirmó que estaban a unos 4 km del territorio griego.