Evangelio de hoy

Fiesta De San Mateo, Apóstol Y Evangelista

Miércoles de la 25ª Semana del Tiempo Durante el Año

Evangelio según San Mateo 9, 9-13

“Él se levantó y lo siguió»

Jesús vio a un hombre llamado Mateo, que estaba sentado a la mesa de recaudación de impuestos, y le dijo: “Sígueme”. Él se levantó y lo siguió. Mientras Jesús estaba comiendo en la casa, acudieron muchos publicanos y pecadores, y se sentaron a comer con él y sus discípulos. Al ver esto, los fariseos dijeron a los discípulos: “¿Por qué su Maestro come con publicanos y pecadores?”. Jesús, que había oído, respondió: “No son los sanos los que tienen necesidad del médico, sino los enfermos. Vayan y aprendan qué significa: ‘Prefiero la misericordia y no sacrificios’. Porque yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores”. Palabra del Señor.

Meditación

El Señor va conformando el grupo de los Doce, en donde vemos que llama a Mateo personalmente estando en su puesto de cobrador de impuestos. Todos sabían que era un impuesto injusto y era mal visto por la gente. El “sígueme” le transformó su corazón y con prontitud dejó todo y lo siguió al Señor. Se quedó sin dinero para emprender un ideal de discipulado-misionero en donde encontrará la verdadera felicidad.

La llamada de Dios es para todos, y Leví, que era su nombre, no pudo creer que el Maestro al pasar se fijara en él, pues él ya había escuchado la fama de Jesús. Viene a asociar a los pecadores a su proyecto de amor salvador. Él Señor prepara a los llamados, ya que lo llamó para que estuviera con él y enviarlo a predicar.

Gracias Señor por Tu Apóstol San Mateo, por dejarnos su testimonio de vida y también el Evangelio que lleva su nombre.

Que no tengamos excusas para seguirte y dar testimonio de Ti.

Enséñanos a ser también “apóstoles laicos” en el corazón del mundo, y a darte una respuesta pronta y generosa.