El presidente chileno, Sebastián Piñera, viajó a la ciudad de Valparaíso para ser parte, junto a otras autoridades, de un Comité Operativo de Emergencia (COE) tras los incendios ocurridos el 24 de diciembre en los cerros Rocuant y San Roque.

Luego de dicha junta, el mandatario concedió una conferencia de prensa donde detalló que esta semana terminarán de realizar los catastros y la confección de la Ficha Básica de Emergencia (FIBE) para poder comenzar con las ayudas para los damnificados de los siniestros.

Luego agregó que se hará entrega del bono enseres, el cual se entregará a todas las familias afectadas según el grado de damnificación que tengan.

Se hará entrega de subsidios de arriendo o acogida, mientras los damnificados esperan por una solución definitiva, el cual vendrá de los subsidios de vivienda para que los afectados puedan comprar una casa nueva o usada.

Sin embargo, indicó que las casas que serán construidas en el mismo lugar del siniestro serán sólo las que no se encuentren en una “zonas de alto riesgo”, pidiendo a las autoridades que se evite que en estas zonas sigan expandiéndose las construcciones: No podemos seguir construyendo viviendas en zonas que son de alto riesgo, porque ponemos en riesgo las vidas de familias chilenas”, cerró Piñera.

Finalmente, el Presidente Sebastián Piñera agradeció el trabajo del alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, y el intendente Jorge Martínez,  como también a los más 800 Bomberos voluntarios, brigadas de Conaf, el Ejército, la Armada, Carabineros y la Policía de Investigaciones.
Fuente: lacuarta.com