Martes de la 22ª Semana del Tiempo Durante el Año

Santa Rosa de Lima, Virgen

Patrona De América Latina

“El Reino de los Cielos se parece a un tesoro escondido”

Evangelio según San Mateo 13, 44-46

Jesús dijo a la multitud: “El Reino de los Cielos se parece a un tesoro escondido en un campo; un hombre lo encuentra, lo vuelve a esconder y, lleno de alegría, vende todo lo que posee y compra el campo. El Reino de los Cielos se parece también a un negociante que se dedicaba a buscar perlas finas y, al encontrar una de gran valor, fue a vender todo lo que tenía y la compró”. Palabra del Señor.

Meditación

Dios es el tesoro de la Iglesia, por cuya gloria y honor estamos llamados a entregar nuestra vida como hijos amados y salvados por su amor gratuito y generoso. Hoy nos da como testimonio Santa Rosa de Lima, que vendió todo para poseer el tesoro y la perla de su vida. Saber discernir y movido por la Luz del Espíritu Santo no podemos no escoger lo más valioso que nos conducirá al encuentro definitivo con el Señor: el Reino de Dios como valor absoluto, cuya posesión es incompatible con la avaricia de las cosas del mundo.

Debemos mantener nuestro corazón vacío de la mundanidad para ser ocupado por Dios, porque donde está el corazón, ahí también estará nuestro tesoro (Cfr. Mt 6,21). Gracias a la renuncia de todo lo efímero y pasajera, tenemos a la primera flor de América: Santa Rosa de Lima, que prefirió abrazarse por la Cruz de Cristo y ganar el Cielo. Acostumbraba llevar siempre una corona de espinas con el fin de tener siempre presente la pasión del Señor. San Agustín decía: “inquieto está nuestro corazón y no podrá descansar hasta que no descanse en Ti”.

Concédenos Señor la gracia de buscar siempre el tesoro de tu Reino.

Bendice Señor a los agentes policiales para que brinde seguridad a la sociedad.

Gracias Señor, porque nosotros somos Tu tesoro.