Varios miles de personas participaron en una marcha interreligiosa en la noche del viernes para honrar a los cuatro miembros de una familia musulmana que murieron en un ataque que ha conmocionado a Canadá. La manifestación comenzó en el lugar donde miembros de tres generaciones de una familia fueron atropellados el domingo pasado –Salman Afzaal, de 46 años, su esposa de 44 Madiha Salman, la hija de ambos Yumna Salman (15) y la abuela de la joven, Talat Afzaal (74)– en la ciudad de London, Ontario, cuando esperaban para cruzar la calle.
El hijo de nueve años de la pareja, Fayez, sufrió heridas graves pero su vida no corre peligro.
La marcha contra el racismo y la islamofobia terminó en la mezquita de London.
Representantes de varias religiones dieron discursos para denunciar el odio y saludar el apoyo que ha recibido la comunidad musulmana de London.© AFP Nicole OSBORNE
Algunos participantes, entre ellos familias con niños, tocaron tambores, mientras otros cantaban “Give Peace a Chance”, de John Lennon.
Representantes de varias religiones dieron discursos para denunciar el odio y saludar el apoyo que ha recibido la comunidad musulmana de London.
Otras manifestaciones o vigilias se produjeron este viernes en ciudades canadienses como Toronto, Ottawa, Montreal y Quebec, donde el ataque a una mezquita en 2017 dejó seis muertos.
Nathaniel Veltman, de 20 años, fue imputado por cuatro cargos de homicidio en primer grado y uno de intento de homicidio por el ataque ejecutado con un vehículo. Si es hallado culpable, se enfrenta a cadena perpetua.
El primer ministro Justin Trudeau tildó el hecho de “ataque terrorista”.
El superintendente Paul Waight, que lidera la investigación, dijo de su lado que hay evidencias de que “este fue un acto planeado, premeditado y motivado por el odio”.