Rocio García, la madre de la niña Nahiara quien recibió ayer un nuevo corazón, agradeció al ángel donador y a la familia por permitir que la niña siga viviendo.

Comentó en Café y Noticias que durmió un poquito por la gran alegría de que su hija pueda seguir viviendo con un corazón donado, que ya late en su pecho. Señaló que Nahiara está evolucionando favorablemente y espera pasar sin inconvenientes las 72 horas críticas. Agradeció a los profesionales quienes están al cuidado de la menor y aguarda regresar a su casa muy pronto.

En otro momento de la entrevista recordó que el año pasado se le detecto el problema cardiaco grave que tenía por un cuadro de ACV y que a partir de ese momento comenzaron a esperar un corazón nuevo.

Rocio Garcia