Una curtiembre de Paraguarí fue intervenida por fiscalizadores del Ministerio del Ambiente, tras la denuncia por contaminación de aguas, que descenderían al arroyo Caañabe, que desemboca en el Lago Ypoa.Según los funcionarios del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADES), durante la intervención se constató la acumulación de un extraño líquido de tono rosa en una superficie de dos hectáreas y media aproximadamente, contenido mediante taludes o diques con una altura de alrededor de un metro.El líquido de color rosa se encuentra en un sector de la propiedad en donde se realiza o aplica el fertilriego. También observaron la reforestación con plantas de eucaliptos. Cabe señalar que no se observaron filtraciones que afecten a otra propiedad colindante, ni vertido que llegue hasta el cauce hídrico que cruza por la parte trasera del proyecto, menciona parte del informe de los intervinientes.Cabe resaltar que la salida de los afluentes tratados desemboca al arroyo Caañabé. También se visualizó maquinarias trabajando en el sector de fertilriego, informa el Mades.La propietaria de la curtiembre Durli Leathers autorizó el ingreso y acompañó la verificación, manifestando que la acumulación de líquido se debe a que la inclemencia del tiempo y el suelo arcilloso dificultaron el proceso de la mezcla con la maquinaria.Este caso saltó a la luz cuando Arsenio Benítez, un usuario de Facebook, posteó las imágenes de la contaminación evidente de las aguas del arroyo Caañabe, que desemboca en el Lago ypoa. El exgolero José Luis Chilavert también se hizo eco de la cuestión.Más detalles abajo:#Urgente,por favor gente del MADES intervengan esta fábrica que está contaminando todo el Lago Ypoa.Cuidemos el agua dulce y la naturaleza del Py. pic.twitter.com/6vPDllv4A3— José Luis FelixChilavert Gonzalez (@JoseLChilavert_) August 11, 2021