Las fuerzas talibanes han capturado varias ciudades importantes y ahora controlan grandes franjas del país.

Por Nathan Morley

El presidente afgano Ashraf Ghani ha pronunciado un discurso público mientras la situación empeora en Afganistán.

Ghani dijo que su objetivo era evitar más inestabilidad, violencia y desplazamientos de la población. Elogió a las «valientes» fuerzas de seguridad que han tratado de defender de los talibanes, las ciudades.

El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, afirma que la situación se está descontrolando y que los civiles pagarán el precio más alto si el conflicto continúa.

A las puertas de Kabul

Ahora se informa de que las fuerzas talibanes se están acercando a las puertas de la capital, Kabul. Estados Unidos dice que ha comenzado a llegar una fuerza de evacuación de 3.000 soldados, mientras que el Reino Unido envía 600 efectivos para ayudar a la evacuación de los ciudadanos británicos y del antiguo personal afgano.

En las últimas semanas, los talibanes han continuado su ofensiva relámpago y ahora controlan decenas de pueblos y ciudades del país.

La violencia se intensificó después de que las fuerzas estadounidenses y otras internacionales comenzaran a retirar sus tropas del país.

En la última semana han caído Kunduz y Kandahar.

A principios de esta semana, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, declaró que no se arrepentía de haber retirado las tropas de Afganistán. La campaña militar dirigida por Estados Unidos comenzó en 2001 tras los atentados del 11-S, pero ahora la mayoría de las tropas extranjeras se han retirado.

Según la ONU, más de 1.000 civiles han muerto en los combates entre los talibanes y las fuerzas gubernamentales en el último mes.