Los talibanes se apoderaron el sábado de la ciudad de Sibargan (noroeste), segunda capital provincial que cae en manos de los insurgentes en menos de 24 horas desde la retirada de las fuerzas extranjeras de Afganistán en mayo. “Desgraciadamente Sibargan fue capturada por los talibanes”, dijo a la AFP Qader Malia, vicegobernador de la provincia de Jawzjan, de la que esa ciudad es capital. Agregó que “las fuerzas (afganas) y los funcionarios han huido hacia el aeropuerto”.
Si la ciudad de Sibergan permaneciera en manos de los talibanes, ello supondría un nuevo revés para el gobierno que recientemente hizo un llamado a antiguos jefes de guerra y a varias milicias para que intenten frenar el avance de los insurgentes talibanes.
Los talibanes capturaron el viernes una primera capital provincial, Zaranj (sudoeste), capital de la provincia de Nimroz, cerca de la frontera con Irán, sin que hubiera una verdadera resistencia de las fuerzas afganas.
Afganistán© AFP
Desde mayo, los insurgentes se han apoderado de vastas zonas rurales y puestos fronterizos clave en un ataque relámpago lanzado ante la retirada de las fuerzas internacionales, que deberá completarse el 31 de agosto.
Después de encontrar poca resistencia en las zonas rurales, durante varios días han estado dirigiendo sus ofensivas sobre los grandes centros urbanos, rodeando varias capitales de provincia y haciéndose hasta ahora con el control de dos de ellas.