Oscar Rodas del Fondo de Conservación de la Naturaleza – WWF-Py, dijo que estos incendios están relacionados directamente con el cambio climático. Hay un gran déficit de lluvias y eso genera que los humedales estén secos, con varios focos de incendio.

El cambio climático hace que las sequías, los incendios y las olas de calor sean más frecuentes, más intensas y duraderas. “Ayer se rompió el record de focos de calor. Llegamos a los 12.282 focos de calor en Paraguay y cerca del 90 % son focos de incendio”.

Casi el 80 % está concentrado al Norte de la ciudad de Asunción. Al Sur de Presidente Hayes y “por el viento del sector norte, trae un humo contaminante a toda el área metropolitana de Asunción”. Se revivió el fuego en Cateura, el Botánico y zona de la Costanera. Además de casos en Mariano, Areguá, Luque, San Bernardino y otros puntos. “Ayer se activó el protocolo de crisis en el Bosque Atlántico de 70 mil hectáreas de bosques”.

“En la reserva San Rafael, aparentemente hay muchas quemas intencionales de quienes cultivan rubros ilegales en zonas boscosas. Los bomberos aseguran que la gran mayoría de los incendios son provocados por el hombre”.

Los bomberos hablan de botellas, quemas de basuras, de campos. “Como humanidad hemos desequilibrado el planeta, entonces las olas de calor hacen que los incendios sean más fuertes”. Entonces en otros casos hay causas indirectas.

“Para ser foco de calor debe cubrir un área cercana a un kilómetro cuadrado y tener más de 300°C de intensidad de calor. Los focos de incendio son cuando hay una acumulación evidente, una acumulación de estos focos de calor”.