La influyente hermana del líder norcoreano Kim Jong Un instó el viernes a Corea del Sur a abandonar sus «políticas hostiles» contra Pyongyang antes de proponer un fin oficial a la guerra de hace 70 años entre ambos países. El conflicto, estallado en 1950 en esa península asiática, terminó en 1953 con una tregua, pero nunca se llegó a firmar un acuerdo de paz, con lo que ambos bandos llevan técnicamente en guerra desde entonces.
En un discurso ante la Asamblea General de la ONU esta semana, el presidente surcoreano Moon Jae-in propuso una declaración que pusiera un fin oficial al conflicto, asegurando que ello fomentaría “un progreso irreversible en la desnuclearización y guiaría a una época de paz completa”.
Captura de un video divulgado por el ministerio de Defensa de Corea del Sur del lanzamiento de su primer misil balístico disparado desde un submarino, el 15 de septiembre de 2021© South Korean Defence Ministry/AFP/Archivos Handout
En declaraciones recogidas por la agencia oficial KCNA, la hermana y asesora de Kim Jong Un, Kim Yo Jong, dijo que proponer una paz formal era una “idea admirable”, pero instó al Sur a abandonar su actitud hostil en primer lugar.
Hacer estas declaraciones con “dobles varas de medir, prejuicios y políticas hostiles” todavía vigentes “no tiene ningún sentido”, aseguró Kim Yo Jong, que se mostró abierta a mejorar las relaciones con Seúl si cambiaban de actitud.
El cruce de declaraciones se produce en un recrudecimiento de la tensión en la península de Corea.
Pyongyang realizó dos ensayos balísticos este mes y el Seúl anunció el lanzamiento exitoso de misiles balísticos desde un submarino como parte del desarrollo de sus capacidades defensivas.