El líder opositor Juan Guaidó dijo este jueves que el gobierno venezolano volverá «tarde o temprano» al diálogo auspiciado por Noruega, luego que el presidente Nicolás Maduro congelara las conversaciones.

«Tarde o temprano ellos volverán y tendrán que sentarse», declaró Guaidó, reconocido como presidente encargado por medio centenar de países, en un video difundido por redes sociales.

Maduro canceló el miércoles el viaje de su delegación a Barbados, donde estaba prevista la cuarta ronda de negociaciones, en rechazo al congelamiento de los activos del país petrolero en Estados Unidos, la última de una avalancha de sanciones para asfixiar y propiciar la caída del gobierno socialista.

Para Guaidó, jefe del Parlamento, único poder controlado por la oposición, la suspensión del diálogo muestra «mala fe y poca seriedad» por parte del mandatario en la búsqueda de un «mecanismo institucional» que detenga la grave crisis en Venezuela.

Criticó además que el gobierno intente «chantajear a la comunidad internacional para que detengan sanciones».

Guaidó aupó a la comunidad internacional y nuevamente a la Fuerza Armada -considerada el principal sostén del gobierno- para presionar al Ejecutivo a que «ofrezca y acepte una solución real y seria a la crisis».

El gobierno de Maduro ha expresado su «profunda indignación» por la posición de Guaidó sobre el bloqueo, que contempla sanciones a cualquier empresa que haga transacciones comerciales con la administración de Maduro.

El Ejecutivo, el Tribunal Supremo y el ministro de Defensa, general Vladimir Padrino López, han reclamado justicia contra los opositores que respalden estas medidas punitivas de Washington.
Fuente: AFP