El Comisario Nimio Cardozo de la Dirección de Antisecuestros de la Policía Nacional, explicó en que consiste el “Sexting”. Se trata de extorciones por los envíos de fotos, videos o mensajes de contenido sexual y erótico a través de dispositivos tecnológicos, y de carácter personal. El agente recordó que hace una semana se desarticulo una red de extorsionadores que operaban en la penitenciaría de Tacumbú y en el Barrio San Francisco de Asunción.

Este trabajo llevó a una segunda fase de la investigación en Ciudad del Este. “Gracias a la campaña promovida por los medios, las personas se animaron a denunciar como víctimas de extorsión, ante la Policía”. Allí se dio seguimiento a un “grupo mejor organizado. Hacían un trabajo muy fino, que llevaba un año de extorsión”, tras una semana de cruzamiento de datos pudieron identificar a los responsables. Recién en la tercera semana, de vigilancia identificaron “un error que permitió identificar a los extorsionadores”. Presentaron las pruebas al ministerio público y dictó orden de captura.

En esta causa la banda de extorsionadores llegó hacerse con un importe de 70 mil dólares durante un año. “Internet nos cambió la vida a todos. Hay gente que utiliza esta tecnología para ocultarse, no tener rostro y como hacer daño a la gente. Los delitos comunes y las actividades comerciales tienen barreras físicas, pero “internet no tiene barreras, es libre en todo el mundo, es un arma de doble filo”.

Recomendación: Es importante tener la certeza de que la persona que está del otro lado, sea realmente quien dice ser. Hay que tener mucho cuidado de a quien acepta dentro de sus redes. Ver que no sea un perfil falso, ver la calidad de las fotografías e intercambiar audios.