Politica El candidato presidencial Yaku Pérez fuera del Consejo Nacional Electoral en Quito, el 23 de febrero de 2021© AFP RODRIGO BUENDIA

Cientos de indígenas que marcharon durante una semana llegaron a Quito para exigir el recuento de votos de la elección del 7 de febrero cuyo escrutinio excluyó del balotaje a su líder Yaku Pérez, quien salió de la contienda por una diferencia mínima.

“Hemos acumulado más de 16.000 actas con inconsistencias de las 39.000” de todo el país, dijo Pérez rodeado de sus simpatizantes en una rueda de prensa en el parque de El Arbolito, en el centro de Quito.
Pérez y sus seguidores llevaron su reclamo hasta el Consejo Nacional Electoral (CNE) al término de una caminata que ocupó unas seis cuadras.
Al grito de “Yaku, amigo, el pueblo está contigo”, los manifestantes avanzaron portando banderas multicolores sin chocar con las fuerzas de seguridad que circundaban la sede electoral.
La marcha partió la semana pasada desde la cuidad de Loja (sur y fronteriza con Perú) y recorrió cerca de 600 kilómetros hasta Quito.
El candidato de Pachakutik, brazo político del movimiento indígena, “ha presentado al Consejo Nacional Electoral un derecho de objeción”, que consiste en un pedido para que se “verifique lo realizado por la administración electoral”, explicó a la prensa Santiago Vallejo, secretario del CNE.

El pleno del organismo tiene tres días para decidir si acepta o no el recurso interpuesto por Pérez, quien obtuvo el 19,39% de los sufragios contra el 19,74% del exbanquero de derecha Guillermo Lasso.
El líder indígena perdió por apenas 32.600 votos la oportunidad de disputar el balotaje del 11 de abril con el economista de izquierda Andrés Arauz, delfín del expresidente socialista Rafael Correa.
Arauz ganó la primera vuelta del 7 de febrero con 32,72% de los votos.
“Lo único que estamos solicitando es que se transparente el proceso electoral”, expresó Pérez al entregar las actas que estaban contenidas en 14 cajas de cartón.
El CNE negó este martes el pedido de la Contraloría y de Pérez para auditar su sistema informático antes de la segunda vuelta. El organismo indicó que cualquier control deberá realizarse cuando concluya todo el proceso electoral.