Alrededor de 1000 personas, de diferentes comunidades, siguen acampando frente al Instituto Paraguayo del Indígena que solicitan sean devueltas tierras ancestrales.

Alberto Areco líder campesino quien, a compaña a los indígenas, señaló que lo más urgente sería entregar los víveres, que hace tres meses se esperan, así puedan volver de a poco a sus territorios.

Añadió que las cuatro comunidades instaladas frente al INDI solicitan la compra de 95 hectáreas de tierra y la recuperación de las tierras ancestrales.

Alberto Areco