Este viernes un voraz incendio consumió un edificio ubicado en el centro de Changsha, capital de la provincia de Hunan, en el sur de China. El incendio pudo ser controlado y hasta el momento no se tiene informes sobre alguna posible víctima.

Las llamas no perdonaron nada y acabaron con gran parte de la torre que cuenta con más 200 metros de altura, aún se desconocen los detalles de los daños y la causa del siniestro.