El juicio contra los rugbiers continua en la fecha con los últimos testigos. En el vecino país se manifiesta una gran indignación del pueblo argentino y total apoyo a los padres paraguayos de la víctima fatal.

El periodista Miguel Agosta señaló en Café y Noticias que nunca se ha visto tamaña indignación de los argentinos pidiendo justicia para Fernando Báez Sosa quien fuera asesinado supuestamente por jóvenes que practican rugbi. Los argentinos por primera vez no discuten quien es culpable e inocente y que los compatriotas Graciela Sosa y Silvino Báez padres de Fernando, se ganaron el apoyo de la ciudadanía por la forma que encaran la situación a pesar de haber perdido a su único hijo.

El comunicador afirmó que los acusados buscan la definición del asesinato por riña que contempla una pena máxima de 6 años y así evitar la condena de 25 años. Agregó que, en el caso de lograr la intención de asesinato por riña, los responsables prácticamente quedarían libres.

En otro momento señaló que hasta un punto los padres de los rugbiers son víctimas, pero lo que la sociedad argentina no perdona es la falta de empatía con Fernando y sus progenitores, resaltó Agosta.

Miguel Agosta