Honduras anunció este martes que evalúa administrar la segunda dosis de Pfizer a pacientes que recibieron la primera de Sputnik V contra el covid-19, si es que Rusia no envía a tiempo las vacunas que necesariamente tienen que aplicarse en agosto. Renato Valenzuela, representante del equipo técnico del Ministerio de Salud, aseguró en una conferencia de prensa que, ante un nuevo incumplimiento de Rusia, “lo mas apropiado es completar con el uso de una segunda dosis con la vacuna contra la covid-19 Pfizer”.
Por su parte, la ministra de Salud, Alba Flores, aseguró que el equipo técnico espera tener las cosas listas “en los casos de que el contrato establecido entre la Secretaría de Salud y el Fondo Ruso no se cumpliera”.
Honduras anunció el 4 de marzo la compra de 4,2 millones de dosis de la vacuna Sputnik V a Rusia. Recibió 40.000 en mayo, y aún sigue esperando un lote de similar cantidad para las segundas dosis.
Según un comunicado del gobierno, se espera que el domingo 15 de agosto llegue a Honduras 20.000 vacunas rusas, y otras 20.000 días despues.
Estas son necesarias para aplicar desde el 19 de agosto a la población que ya recibió la primera dosis de Sputnik V el 19 de mayo, justo a los tres meses, el límite máximo establecido.
Países como Guatemala también han sufrido retrasos en la entrega de dosis de Rusia. Ese país centroamericano decidió cancelar recientemente la compra de la mitad de los 16 millones de vacunas de Sputnik V que inicialmente había solicitado, ante las demoras.
El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, anunció este martes que el último fin de semana se rebasaron los 2,5 millones de vacunados con primera dosis y medio millón con la segunda.
Con 309.000 contagios de covid-19 desde que inició la pandemia, Honduras registra 8.200 muertos, en una población cercana a los diez millones de habitantes.