Ahmad Masud, hijo del comandante Ahmed Shá Masud, asesinado en 2001 por Al Qaida, instó este lunes a sus compatriotas a unirse a él para resistir a los talibanes, que están retomando el poder en Afganistán, al tiempo que presiona a los países «amigos de la libertad» a que ayuden al suyo. En una columna publicada en la revista francesa “La Règle du jeu”, fundada por el escritor Bernard Henri-Lévy, el hijo del héroe de la resistencia antisoviética, que después combatió contra los talibanes, afirma reivindicar como “suya la lucha de su padre (…) por la libertad, en tanto la tiranía se impone en Afganistán “.
“Mis compañeros de armas y yo brindaremos nuestra sangre, junto a todos los afganos libres que rechacen la servidumbre, a los que llamo a unirse conmigo en nuestro bastión de Panjshir, la última región libre en nuestro país moribundo”, señala en un mensaje dirigido a gente “de todas las regiones y todas las tribus”.
Éste considera que “pese la debacle total (…) no está todo perdido”.
“Somos afganos, y estamos en la misma situación de Europa en 1940”, escribe en el texto, citando a Winston Churchill y al general Charles de Gaulle, para defender la causa de la resistencia ante los países occidentales en particular: “me dirijo a todos ustedes, en Francia, en Europa, en América, en el mundo árabe y en otras partes, que tanto nos han ayudado en nuestra lucha por la libertad, contra los soviéticos primero y los talibanes hace veinte años (…) ¿vendrán queridos amigos de la libertad a ayudarnos una vez más como en el pasado? Confiamos en ustedes, a pesar de que la traición de algunos ha sido muy grande”.
“Alinéense, amigos de la libertad, tantos como sea posible, de nuestro lado”, añade en este llamado a los afganos de dentro y fuera del país, así como a los occidentales.
La víspera, Ahmad Masud, que lidera una formación política denominada “Frente para la resistencia”, instó a Henri-Lévy para “que intervenga ante París” para obtener el apoyo de Francia.