Lewis Hamilton (Mercedes), 2º del Mundial de Fórmula 1, se hizo este sábado con la 101ª pole position de su carrera y partirá por delante de su compañero de equipo, Valtteri Bottas, el domingo para conseguir una histórica 100ª victoria en el Gran Premio de Hungría, 11ª cita del año. Max Verstappen (Red Bull), líder del Mundial con ocho puntos de ventaja sobre Hamilton, saldrá tercero a las 13h00 GMT acompañado de su compañero, el mexicano Sergio Pérez.
Después de su accidente en la primera vuelta en Silverstone, que supuso el abandono de Verstappen, Hamlton se llevó su 99º Gran Premio en Gran Bretaña, y ambos rivales vuelven a la arena por última vez antes del parón estival.
La salida será nuevamente crucial en Hungaroring, un circuito estrecho donde es difícil adelantar. Por si faltara emoción, los pilotos de Mercedes y Red Bull saldrán con neumáticos diferentes: medios para los primeros, blandos para los segundos.
Abucheos a Hamilton
“Estamos un poco peor desde el comienzo del fin de semana”, consideró Verstappen. “Por supuesto esto no es lo que esperábamos pero de todas formas estamos bien colocados”.
Sobre la estrategia, el neerlandés señaló que “veremos mañana si hemos elegido bien. Sabemos que los neumáticos blandos no durarán tanto como los medios pero pueden dar oportunidades”.
Lewis Hamilton conduce durante la tercera sesión de ensayos libres del Gran Premio de Hungría de Fórmula 1, el 31 de julio de 2021 en el circuito de Hungaroring, cerca de Budapest© AFP Ferenc Isza
Abucheado por miles de seguidores de Verstappen venidos de Países Bajos, Hamilton respondió directamente al público: “Nunca me he sentido bien con los abucheos, pero esto me motiva”, sonrió.
Cuando tenía a Verstappen a medio segundo, el veterano piloto británico ralentizó el ritmo antes de su segundo intento de vuelta rápida. Eso hizo que frenaran los dos Red Bull por detrás de él, provocando que ‘Checo’ Pérez no dispusiera de tiempo para hacer otro crono y que el neerlandés no lograra el suyo en las mejores condiciones.
“No tenemos problema”
El director de la escudería Red Bull, Christian Horner, no quiso polemizar sobre esta “estratagema”. “Lewis ha hecho una súper vuelta y luego, evidentemente, no ha querido dejarnos una vuelta limpia. Es su derecho. No tenemos un problema con eso”.
Lo que sí es un problema para Red Bull es el fuerte regreso confirmado de Mercedes, ya que Hamilton no había logrado una pole desde el GP de España en mayo.
El otro inconveniente es la visible irritación de su piloto luego del accidente en el anterior Gran Premio. Verstappen apareció enfadado en rueda de prensa, negándose con firmeza a hablar otra vez del choque en Silverstone.
Pero el domingo todos tendrán ese recuerdo en la cabeza. Esta vez los pilotos no estarán emparejados, sino que habrá uno por delante del otro, en un circuito cuyas dos primeras curvas son muy cerradas y las tres siguientes más rápidas.
También estará en el recuerdo el GP de Emilia-Romaña de abril. Hamilton salía desde el primer puesto y Verstappen desde el 3º. En la primera curva, en una pista llena de agua, el holandés adelantó al vigente campeón del mundo, casi mandándolo fuera del trazado, antes de ganar la carrera.
Por detrás de los Mercedes y los Red Bull, el francés Pierre Gasly (AlphaTauri) y el británico Lando Norris (McLaren) saldrán 5º y 6º.
En Ferrari, el español Carlos Sainz se fue contra las protecciones en la Q2 y saldrá 15º el domingo, mientras que su compañero Charles Leclerc lo hará desde la 7ª posición. El monegasco, segundo en Silverstone, tendrá difícil remontar en este circuito que definió como un “Mónaco sin los muros”.
Los dos excampeones del mundo Fernando Alonso (Alpine) y Sebastian Vettel (Aston Martin) fueron 9º y 10º respectivamente, mientras que el galo Esteban Ocon (Alpine) saldrá 8º.