Gustavo Martínez, hermano del Mons. Adalberto Martínez Flores, que será creado nuevo cardenal este sábado 27, contó como vive este momento importante para el país. «Somos cuatro hermanos. Nos sentimos asombrados, felices, preocupados por todo lo nuevo que va a tener como cardenal», contó Gustavo.

Sobre cómo fue la reacción de la familia comentó. «Todavía no salíamos de la sorpresa de que lo nombren arzobispo, cuando dos meses después anuncian que lo van a nombrar cardenal. Me dio arritmia o taquicardia del no poder creer cuando se anunció que el Papa lo nombraba cardenal», agregó.

Por otra parte, Gustavo describió a su hermano como un “evangelizador y contagiador” de la fe católica, que sabe escuchar, recordar resolver y con «mucha empatía con los más necesitados».