La situación es cada vez más preocupante por la larga sequía que se registra en la región Occidental. El presidente de la Asociación Rural del Paraguay (ARP) Pedro Galli, señaló a nuestro medio que los ganaderos ante la falta de agua y pasto para los animales, se ven obligados a trasladar los ganados o en todo caso adelantar las ventas con precios bajos.

El periodo de sequía lleva años y hay lugares que no pudieron acumular suficiente agua para reponer los reservorios. “Hay lugares que ni siquiera tienen agua. Son ciclos que vienen cada cierto tiempo y cada vez afecta a más», en especial al ganado.

Pedro Galli