Los abogados del tenista serbio Novak Djokovic frenaron la deportación del número 1 del mundo y la cuestión se resolverá en tribunales australianos el lunes.Toda una historia de suspenso se generó con la llegada de Nole a Australia, ya que en un principio contaba con una exención por no estar vacunado.Mediante la concesión otorgada, se presumió que el serbio no tendría problemas en ingresar al país para disputar el Abierto de Australia, sin embargo el escándalo estalló.Según se supo, hubo un error en la visa del deportista por lo que fue retenido y posteriormente se decidió que sea deportado.Ahora se sabe que los abogados del tenista número uno del mundo, Novak Djokovic, consiguieron frenar este jueves el proceso de deportación iniciado por las autoridades de Australia por haber incumplido los requisitos de entrada al país, de acuerdo a BBC.El jugador llegó a Melbourne este miércoles, donde fue retenido en el aeropuerto por no rellenar el formulario correcto para la visa solicitada, precisa el medio.Este jueves, tras una vista preliminar rápida, el juez Anthony Kelly, de un tribunal de Melbourne, ordenó a ambas partes entregar durante el fin de semana sus argumentos y que serán analizados el lunes a partir de las 10:00, de acuerdo al medio ABC.Nole está retenido en el Park Hotel del barrio de Carlton, donde fue trasladado sobre las 10:00 (hora australiana), después de haberse pasado la noche en una de las salas del aeropuerto de Tullamarine. El tenista deberá permanecer allí, sin que pueda abandonar el edificio, hasta que se celebre la audiencia.Con todo este panorama, parece muy difícil que el tenista dispute su torneo favorito de Grand Slam, el Abierto de Australia, el cual ganó en nueve oportunidades anteriores.DecisiónLa Fuerza Fronteriza de Australia (ABF por sus siglas en inglés) emitió un comunicado en el cual dejó en claro la situación del serbio.“El señor Djokovic no proporcionó las pruebas adecuadas para cumplir con los requisitos de entrada a Australia y su visa fue cancelada”, dice la primera parte del escrito.“La Fuerza Fronteriza Australiana continuará asegurándose que todos aquellos que lleguen a nuestra frontera cumplan con nuestras leyes y con los requisitos de entrada”, agrega. Además, asegura que al tenista no se lo despojó de su celular.Imágenes abajo: