La energía solar es una de las estrategias de sostenibilidad energética de gran potencial en nuestro país gracias al clima favorable. Para aprovechar sus ventajas económicas y ambientales, la Cámara de Comercio e Industria Paraguayo-Alemana (AHK), en conjunto con la Cooperación Alemana al Desarrollo (GIZ), ha capacitado y certificado a técnicos, docentes y estudiantes de todo el país en la instalación de paneles solares y otras herramientas fotovoltaicas con el objetivo de impulsar un modelo más sustentable en sus comunidades y en la región.

Que Paraguay tiene una radiación solar de 1725 kWh/m2 y aproximadamente 300 días claros por año son datos alentadores, pues revelan el potencial de desarrollo de la luz solar en nuestro país, una fuente de energía asequible y renovable que ofrece ventajas económicas y ambientales frente al desafío de reducir las emisiones de gases invernadero, responsables del cambio climático.

Consciente de los beneficios de convertir la luz solar en electricidad para generar energía solar fotovoltaica, la Cámara de Comercio e Industria Paraguayo-Alemana (AHK) en conjunto con la Cooperación Alemana al Desarrollo (Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit, GIZ), ha entrenado, como parte del Proyecto de Capacitación en Sistemas Fotovoltaicos, a 22 técnicos, docentes y estudiantes de especialidades como Electricidad, Electrotecnia, Mecatrónica e Ingeniería ambiental de todo el país.

Con la asistencia de un 50 % de mujeres técnicas, los participantes recibieron una instrucción certificada de 40 horas durante la capacitación denominada Formación para instaladores de energía solar fotovoltaica. En estas jornadas presenciales, realizadas del 1 al 5 de agosto, tuvieron acceso a tecnología de alta eficiencia para el aprendizaje, como lentes de realidad virtual que sirvieron de apoyo en el desarrollo de los temas centrales: la energía solar, sus oportunidades y aplicaciones, además de la gestión e instalación de paneles solares con el objetivo de impulsar un modelo más sustentable en sus comunidades y en la región.

“Conocía los lentes de realidad virtual, pero no sabía las cosas que se pueden hacer con ellos, fue muy interesante. También sería útil ir a Alemania a hacer distintos tipos de capacitación para luego aplicar eso en el Paraguay”, comentó Silvio Insfrán, alumno de Electromecánica del Colegio Dr. Pedro P. Peña de Coronel Oviedo.

FORMACIÓN TÉCNICA Y PARTICIPACIÓN FEMENINA

Con la participación de los técnicos y estudiantes pudimos “brindar un agregado a su formación y estrechar lazos de cooperación en beneficio del desarrollo del país”, explicó Marion Gottmann, gerente de Formación Profesional de la AHK Paraguay, una institución que busca fortalecer las relaciones económicas y de cooperación técnica entre Alemania y Paraguay desde hace más de seis décadas. Parte de esa cooperación incluye la formación profesional orientada a competencias que el mercado paraguayo requiere en sectores como energía, logística, transporte y sustentabilidad.

“No es fácil acceder a una formación de este tipo. Estamos aprendiendo una tecnología nueva e innovadora que se encuentra en proceso de incursión en nuestro país”, dijo Sebastián Romero, ingeniero y docente del Colegio Técnico Vocacional Carlos Antonio López, quien formó parte de la capacitación.

Uno de los objetivos de este proyecto, como parte su estrategia de inclusión de la fuerza femenina al mercado laboral técnico, fue alcanzar al menos un 40 % de participación de mujeres que quisieran desarrollar y ampliar sus conocimientos en este ámbito, un reto que se cumplió con un 50% de asistencia de estudiantes, docentes y técnicas interesadas.

Gisselle Granada, ingeniera ambiental y docente en la Escuela Técnica Salesiana, destacó la oportunidad de que las mujeres accedan a proyectos de este tipo de enseñanza, pues “habitualmente el trabajo técnico, sobre todo el de instalación, es casi exclusivo de los varones”, señaló.

CONTRIBUIR AL LOGRO DE LOS ODS

Con la Formación para instaladores de energía solar fotovoltaica, la AHK no solo planea una preparación continua orientada a la práctica de los instaladores de sistemas fotovoltaicos —teniendo en cuenta las condiciones locales—, también busca promover la expansión de las energías renovables y contribuir a la protección del clima y el medioambiente.

Este tipo de instrucción suma fuerzas a la consecución del 7.º Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas: “Garantizar el acceso a una energía asequible, fiable, sostenible y moderna para todos”. Además, el proyecto apoya el 4.º ODS: “Educación para todos: garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos”.

Gracias a las nuevas oportunidades de empleo que podrán generarse con las competencias adquiridas en la formación, se contribuye al 8.° ODS: “Crecimiento económico sostenible y trabajo decente para todos: promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos”.

Formación para instaladores de energía solar fotovoltaica es un proyecto apoyado por la Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) y el programa Business Scout for Development encomendado por el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo – Bundesministerium für wirtschaftliche Zusammenarbeit und Entwicklung (BMZ).  La AHK Argentina lidera este proyecto y cuenta con el apoyo de la AHK Paraguay y de la AHK Ecuador.