Desde la sede de la Asamblea Eclesial, el padre José Fitzgerald, misionero vicentino, y secretario ejecutivo de la Coordinación Nacional de Pastoral Indígena, CONAPI, Panamá, recuerda que la sinodalidad es escuchar y aprender los unos con los otros. Aprender de nuestros hermanos indígenas a vivir en armonía con la casa común.

Ciudad del Vaticano

En el video enviado a Vatican News, el padre Fitzgerald, está participando en los trabajos de la Asamblea Eclesial en representación de la Red Eclesial Ecológica Mesoamericana, REMAM, creada hace dos años, siguiendo el modelo de la REPAM.

El sacerdote de la orden vicentina, ha pasado los últimos 16 años entre los pueblos indígenas ngabe, en Panamá, tiempo que ha sido para él, como lo afirma, una gran bendición, un proceso de conversión continua.

El Papa nos invita, dijo, a escuchar y aprender de nuestros hermanos, aprender de los hermanos indígenas, porque ellos, afirmó el religioso, “nos enseñan a vivir en armonía con la casa común”.

Momento de los trabajos en la Asamblea Eclesial

Momento de los trabajos en la Asamblea Eclesial

La juventud latinoamericana  

En la rueda de prensa de ayer, el cardenal Álvaro Ramazzini, purpurado guatemalteco, al abordar las problemáticas que enfrenta la juventud en el continente latinoamericano, se refirió a la juventud de las comunidades indígenas, que sufre ante la falta de oportunidades, siendo una causa de la migración, que provoca desarraigo, tema que pidió el cardenal, que se analice pastoralmente. Lo mismo dice del relativismo ético, que provoca un estilo de vida con valores éticos dejados a un lado. La juventud del continente sufre los problemas de las maras, que denotan una crisis en la familia muy profunda y una vivencia institucionalizada, como consecuencia de los conflictos armados vividos. Con ello se ha creado un irrespeto a la vida.

Cardenal Álvaro Ramazzini de Guatemala

Cardenal Álvaro Ramazzini de Guatemala

Según la hermana María Inés Vieira, presidente de los Religiosos Brasileños, afirmó que el protagonismo de los jóvenes se considera una punta de lanza a tener en cuenta desde esta Asamblea. En Brasil, lo que el cardenal denuncia también está presente. «No podemos quedarnos sólo en la escucha, tiene que haber respuestas, lo que más esperamos de esta Asamblea Eclesial es que podamos unirnos en torno a respuestas concretas», insiste la religiosa brasileña. Junto a ello, la importancia de discernir, «estamos perdiendo la juventud, el protagonismo de las mujeres y los pobres”, insiste. De ahí la necesidad de pistas pastorales concretas, porque sin respuestas los procesos sinodales se vacían rápidamente. También llamó a superar la lacra del clericalismo.

Hermana María Inés Vieira, presidenta de los Religiosos brasileños

Hermana María Inés Vieira, presidenta de los Religiosos brasileños

El padre colombiano jesuita Alfredo Ferro insistió en la necesidad de un compromiso de la Iglesia con la coyuntura que estamos viviendo, de tener en cuenta lo que pasa en los territorios, los gritos de los pobres, de los jóvenes, de las mujeres, mostrando la necesidad de respuestas pastorales concretas. Hablando sobre la Conferencia Eclesial de la Amazonía (CEAMA), muestra que desde la periferia surgen grandes intuiciones para la Iglesia. Su secretario ejecutivo relató algunos de los retos de la CEAMA, que quiere delinear un plan de pastoral de conjunto, enumerando algunas urgencias que enfrenta. Entre ellos impulsar el cuidado de la casa común y de los pueblos indígenas que sufren, como sucede actualmente con los yanomamis en Brasil.

Jesuita colombiano Alfredo Ferro, secretario ejecutivo de la CEAMA

Jesuita colombiano Alfredo Ferro, secretario ejecutivo de la CEAMA

REMAM

El 22 de abril de este año, en el día Mundial de la Tierra, se constituyó formalmente la Red Eclesial Ecológica Mesoamericana, Capítulo México. Una iniciativa para responder a las preocupaciones de los pueblos originarios, los movimientos eclesiales y los referentes diocesanos respecto al cuidado integral de la Casa común.

La Oficina de Prensa del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), informó que, “la REMAM, capítulo México busca ser una voz clara y valiente desde el evangelio para defender las causas de Dios y de los últimos en la Tierra”. Además, es una iniciativa para responder a las preocupaciones de los pueblos originarios, los movimientos eclesiales y los referentes diocesanos respecto al cuidado integral de la Casa común.

La prioridad de esta Red es promover una Iglesia testimonial que sea capaz de hacer exactamente lo que predica. A partir de su organización la REMAM, capítulo México se ocupará de estudiar la ecoteología y la teología de la Creación, para ser un instrumento que las comunidades conozcan y defiendan su territorio y para que los movimientos se sientan acompañados.