En una carta hecha pública este 21 de diciembre, el arzobispo de Granada, monseñor Javier Martínez, manifiesta sus felicitaciones de Navidad con su agradecimiento por su estado de salud, tras el accidente que sufrió el pasado día 10

Vatican News

Monseñor Javier Martínez, arzobispo de Granada, envió una carta de felicitaciones navideñas en la que, además, manifiesta su agradecimiento por su estado de salud, después del accidente que sufrió el pasado 10 de diciembre. Dirigiéndose a los sacerdotes, religiosos, consagrados y a todos los fieles, escribe ”ya a las puertas de la Navidad”, en primer lugar para desear a todos que el nacimiento del Hijo de Dios en nuestra carne llene su corazón “de razones para la alegría y la acción de gracias”. Y añade:

“Es este acontecimiento, en efecto, en el centro de la Historia el que hace razonables (en medio de los males y del sufrimiento del mundo) la alegría, la gratitud, el amor”

Agradecimiento

Al mismo tiempo, monseñor Martínez agradece “de corazón a todos” sus oraciones, su preocupación y comunión, con motivo del accidente que tuvo el viernes 10 de diciembre al regresar de las confirmaciones en Cacín.

“Gracias a Dios, todo ha quedado en un gran susto, y dentro de pocos días podré reincorporarme plenamente a mi misión en la diócesis. Pero mi corazón está lleno de gratitud para con todos los que, de un modo u otro, incluso desde la oración silenciosa que sólo Dios oye, habéis vivido unidos a vuestro pastor, indigno, pero que os quiere con toda su alma”

“De nuevo, que la venida del Señor os llene de gozo y de toda clase de bendiciones”, concluye el obispo con “un abrazo”.