La ministra de la Secretaria de Planificación Viviana Casco, explicó sobre la inhabilidad de las empresas de un mandatario y la de sus parientes hasta segundo grado de consanguinidad.

Fue contundente al señalar que tanto el presidente de la República y sus parientes en este caso su hijo, y su esposa son inhábiles para competir y ser proveedores del Estado. “Aquellas personas que fueron electas por el pueblo y que ocupan altos cargos públicos no pueden ser proveedores del Estado, inclusive sus parientes hasta segundo grado de consanguinidad”, aseveró.

Con la nueva ley, la empresa de asfalto donde figura como director, el hijo del Presidente de la República, no puede ser proveedor del Estado, aclaró la Ministra.

Viviana Casco