Una mañana cargada de júbilo se vivió este miércoles tras el encuentro para la celebración eucarística, con el fin de actualizar la línea diplomática del Papa.

Empezó puntualmente a las 8 de la mañana en la capilla del coro de la Basílica Vaticana. Se extiende hasta el sábado 10 de septiembre, teniendo como partícipes a los Nuncios Apostólicos y embajadores.

Según el comunicado del Vaticano, en la reunión participan específicamente superiores de Secretaría de Estado, 91 Nuncios Apostólicos y 6 observadores permanentes.  La jornada del viernes será dedicada al trabajo en grupos subdivididos por continentes.

En su último día tendrá lugar a las 12:00 horas una meditación espiritual, estará dirigida por el prelado italiano Mons. Angelo Acerbi.