El Papa Francisco se reunió en el Vaticano con el sacerdote Pier Luigi Maccalli quien fue secuestrado en Mali por yihadistas en el año 2018 y fue liberado el pasado mes de octubre.

El P. Pier Luigi Maccalli es un religioso italiano misionero de la Sociedad de Misiones Africanas que fue secuestrado durante la noche del 17 de septiembre de 2018 por un grupo de yihadistas en Bomonanga, Níger. Desde entonces no se conocía su paradero. Algunas informaciones aseguraban que el P. Maccalli se encontraba en Níger, aunque también lo situaron en Burkina Faso o Mali.

La última noticia que se había tenido del P. Maccalli fue un vídeo publicado en febrero de 2020 en el que se le veía con vida.

En una entrevista concedida a Vatican News, el P. Maccalli relató que el encuentro con el Papa fue “muy hermoso” y que se conmovió cuando le contó al Papa lo que vivió.

Además, el misionero solicitó al Santo Padre su oración “especialmente por las comunidades a las que iba y que ahora están privadas de una presencia misionera y de un sacerdote desde hace más de 2 años” por lo que le pidió rezar por la Iglesia de Níger.

“El Papa estuvo muy atento, me escuchó con mucha atención”, destacó P. Maccalli que también agradeció al Pontífice por el gesto de rezar por él durante el rezo del Ángelus en la pasada Jornada Mundial de las Misiones.

Asimismo, el sacerdote destacó que “en la vida espiritual lo que importa es el Shalom -paz-, el perdón y la fraternidad” y agregó que “como misionero me siento aún más urgido a ser testigo de paz, hermandad y perdón, hoy y siempre”.

En un video difundido por Vatican Media, se observa que el misionero fue acompañado por un pequeño grupo de personas que el Santo Padre saludó después del encuentro en la biblioteca apostólica. El Papa rezó un Ave María con todos y en el momento de la bendición, el P. Maccalli se hincó para recibirla con devoción.
Fuente: aciprensa.com