Las representaciones artísticas florales de la Santa Corona de San Esteban de Hungría y de la Hostia Sangrante del Milagro Eucarístico de Báta (siglo XIV) pueden verse en las dos carrozas del Carnaval de las Flores de Debrecen durante la semana del Congreso Eucarístico Internacional, frente a la Iglesia de Matías en Budapest.

P. Vértesaljai László SJ – Vaticano

El famoso Carnaval de las Flores de Debrecen también “participa” en el Congreso Eucarístico de Budapest, con sus dos carruajes de flores junto con la insignia de la coronación, el globo terráqueo y el cetro real, que muestran los temas relacionados con el evento. Primero, la poderosa Santa Corona que, junto con la insignia de la coronación evidencian el poder estatal y el imperio de la ley, ya que el fundador del país fue el rey San Esteban. Él hizo del estado húngaro una nación cristiana y más tarde el reino de María. La otra composición floral conmemora el milagro eucarístico de sangre del siglo XIV en Báta, un pueblo a orillas del Danubio en el sur de Hungría.

Carroza de flores con la Corona de San Esteban de Hungría

Carroza de flores con la Corona de San Esteban de Hungría

Edit Bódor, principal organizador del carnaval de las flores de Debrecen, dijo: «Es un gran honor para la ciudad de Debrecen tener dos composiciones florales en la oferta programática del 52º Congreso Eucarístico Internacional». La inscripción en el carro de flores que representa el milagro de la sangre de Báta proclama el lema del salmo del congreso: “Todas mis fuentes vienen de ti” (Sal. 87: 7). La composición floral fue diseñada por el artista Sándor Pikó y el diseñador floral Erzsébet Szabó.

Fuente y foto: Arquidiócesis de Hajdúdorog / Organizador de eventos de Phoenix


09 septiembre 2021, 12:10