En el día de la Inmaculada Concepción, el Mons. Ricardo Valenzuela invitó en su homilía a los laicos del Paraguay a «luchar contra la corrupción, una de las grandes causas de lo que está viviendo nuestro país».

Así también recordó a los hermanos más necesitados y se pronunció contra la Ley que criminaliza la ocupación de tierras, «muchas de nuestras ciudades se han vuelto lugares de supervivencia. Donde la cultura de la muerte se ha instalado. Que los laicos trabajen en la vida pública significa acompañar todos los esfuerzos por mantener la esperanza en una sociedad llena de injusticias. Así tenemos desalojos forzosos de indígenas y campesinos del país. Es importante derogar la Ley que modifica el código penal (6830/21)», sentenció.