Son datos oficiales del Ministerio de Justicia, según explicó Rubén Maciel, viceministro de Política Criminal, quien también dijo que estos números se mantienen por una cuestión cultural referente al hábito inquisitivo que sigue vigente en nuestra practica judicial. “El hábito inquisitivo es la referencia por mantener en prisión a una persona mientras dure el proceso y luego veremos qué pasa con su causa”.

Comentó que hay reclusos aguardando hace 6 años la definición de sus causas. El tiempo promedio de reclusión de una persona es de tres años y medio, incluso más, sin recibir una condena. Maciel habló acerca de una reinserción efectiva, cercana al 28%, a través de programas educativos que ayudan incluso a culminar sus estudios básicos, concluyó.

Rubén Maciel