Cuatro palestinos murieron este lunes en enfrentamientos con las fuerzas israelíes en el campamento de refugiados de Yenín, en el norte de Cisjordania ocupada, donde los choques se multiplicaron en las últimas semanas, ante lo que la Autoridad Palestina advirtió sobre una «situación explosiva». La policía de fronteras israelí, una unidad armada que opera en Cisjordania, participaba este lunes temprano en un operativo en Yenín para detener a un sospechoso de participar en actividades “terroristas”, según dijo, cuando fue blanco de disparos.
“Hubo un intenso tiroteo a corta distancia de parte de un gran número (de personas) contra la fuerza israelí. Las fuerzas de la policía de fronteras respondieron a los terroristas y los neutralizaron. No hubo víctimas en nuestras filas”, dijo la policía de fronteras.
Saleh Omar, de 19 años, y Raed Abu Saif, de 21, así como Amjad Iyad Azmy y Nur Abdelilá Jarari, cuyas edades no fueron precisadas, murieron “por disparos” israelíes, aseguró el Ministerio de Salud palestino.
Un fotógrafo de la AFP constató la muerte de Omar y Abu Saif en la morgue del hospital de Yenín, en tanto que los cuerpos de los otros dos están en poder de las fuerzas israelíes, según el ministerio palestino.
Un portavoz de la policía de fronteras israelíes confirmó a la AFP esa información.
“La continuación de la política israelí (en Cisjordania) conducirá a una situación explosiva, a un aumento de las tensiones y a la inestabilidad”, advirtió el portavoz de la presidencia palestina, Nabil Abu Rudeina.
Amigos y familiares lloran junto a los cuerpos de los palestinos Raed Abu Saif (arriba) y Saleh Omar, en Yenín, Cisjordania, el 16 de agosto de 2021© AFP Jaafar Ashtiyeh
Denunciando en un comunicado un “crimen de odio”, consideró a Israel “responsable de la escalada y de sus repercusiones”.
Abu Saif y Jarari, eran originarios de la ciudad de Yenín, mientras que los otros dos palestinos muertos vivían en el campamento de refugiados de esa ciudad, un punto caliente durante las dos intifadas (levantamientos palestinos, 1987-1993 y 2000-2005), según la agencia oficial palestina Wafa.
Manifestaciones y enfrentamientos
Durante las últimas semanas, se han producido manifestaciones y enfrentamientos entre las fuerzas israelíes y palestinos en el norte de Cisjordania ocupada, principalmente en Yenín y Beita, una ciudad palestina que lucha contra el establecimiento de una colonia israelí en las cercanías.
Israelíes fundaron a inicios de mayo en una colina frente a Beita el asentamiento de Eviatar, llamada “salvaje” porque no había sido autorizado por el gobierno israelí.
Familiares de Saleh Omar, uno de los cuatro palestinos muertos tras la operación en Cisjordania, el 16 de agosto de 2021 en Yenín© AFP Jaafar Ashtiyeh
Tras semanas de tensiones, el asentamiento de Eviatar fue evacuado a principios de julio pero está protegido por el ejército israelí mientras las autoridades deciden su futuro.
Los habitantes palestinos de Beita y sus alrededores siguen manifestándose, principalmente el viernes, día de descanso semanal, y con frecuencia hay enfrentamientos con el ejército israelí. Varios palestinos han resultado muertos y heridos.
Si el gobierno israelí se pronuncia a favor de los colonos, estos estarán autorizados a instalarse de una forma más duradera.
Cisjordania, que cuenta con una población de 2,8 millones de palestinos, es un territorio palestino ocupado desde 1967 por Israel.
Alrededor de 475.000 personas viven en colonias israelíes en este territorio, que son consideradas ilegales por el derecho internacional.