Tras la catequesis de la audiencia general, el Papa agradeció a todas las personas que el 26 de enero rezaron por la paz en el país del Este y les pidió que sigan implorando a Dios para que prevalezca el «diálogo serio»

Amedeo Lomonaco – Ciudad del Vaticano

Después de haber lanzado el enésimo y sentido llamamiento a la paz en Ucrania, el Papa Francisco en la audiencia general levanta los ojos del papel: parece dirigirse a todos los hombres, al mundo entero, y pronuncia estas palabras intercaladas con una breve pausa y un suspiro: «¡No olvidemosque la guerra es una locura!». Momentos antes, el Pontífice había agradecido «a todas las personas y comunidades que el pasado 26 de enero se unieron en oración por la paz en Ucrania». Y los exhortó a seguir «implorando al Dios de la paz para superar las tensiones y las amenazas de guerra a través de un diálogo serio para que las conversaciones en el formato de Normandía puedan contribuir también a este fin».

Oración del 26 de enero

El pasado 26 de enero, en el día dedicado por Francisco al recogimiento por la crisis de la nación del Este, el Papa concluyó su audiencia general con esta intención: «Pidamos con insistencia al Señor que esa tierra vea florecer la fraternidad y supere las heridas, los miedos y las divisiones». Recordando luego los sufrimientos del pueblo ucraniano relacionados con la Segunda Guerra Mundial, el Pontífice había recordado que más de cinco millones de personas fueron aniquiladas durante la guerra: «Es un pueblo que sufre y que merece la paz».

La diplomacia al trabajo

Las esperanzas de paz también están vinculadas a los esfuerzos diplomáticos para encontrar una solución a la crisis de Ucrania. Tras las conversaciones mantenidas el lunes con el presidente ruso Putin en Moscú, el presidente francés Macron mantuvo ayer un encuentro cara a cara con el jefe de Estado ucraniano Zelensky en Kiev. En declaraciones a los periodistas, el jefe del Elíseo dijo que ahora hay «soluciones prácticas concretas». «Ahora – afirmó – existe la posibilidad de avanzar en las negociaciones» de paz. A continuación, Macron se reunió en Berlín con el canciller Scholz y el presidente polaco Duda. En la rueda de prensa conjunta, el canciller alemán no ocultó «el momento tan difícil» y reiteró que cualquier ataque a la integridad territorial de Ucrania tendrá una respuesta » vigorosa». El presidente polaco subrayó la necesidad de proteger la integridad de Ucrania y aseguró que «todavía es posible evitar una guerra». La vía del «diálogo» con Moscú, dijo finalmente Macron, es la única forma de resolver el conflicto.