El especialista, Dr. Juan Martens, comentó en MARTINI680, que nuestras cárceles son un fracaso ya que solo son «un depósito de seres humanos, un lugar con candado en donde se le encierra a la gente. Las penitenciarias no ofrecen tratamiento, ni contención, deja que las facciones las manejen, por lo cual es propicio para que la delincuencia crezca».

Martens mencionó que hoy en día son 16.500 las personas que se encuentran sin libertad, esto hace que «a medida que encerramos gente, aumentan el poder del crimen organizado. Como la cárcel es un fracaso es propicio para crear y fortalecer grupos. Antes no teníamos al PCC ni al Clan Rótela», concluyó.

JUAN MARTENS