Sobre la gestión de la pandemia, calificada de «catastrófica», el país latinoamericano pide que Bolsonaro sea acusado de crímenes contra la humanidad. Después de Estados Unidos, es la nación con más víctimas del mundo a causa del Covid

Con un dossier de 1.200 páginas y tras seis meses de audiencias, la Comisión de Investigación del Senado de Brasil pide la destitución del presidente Bolsonaro. Según el documento, deliberadamente -violando las recomendaciones de todas las autoridades sanitarias internacionales- no compró dosis de vacunas entre julio de 2020 y enero de 2021.

Bolsonaro es acusado de 11 crímenes, entre ellos, epidemia con resultado de muerte, infracción de medidas sanitarias, falsificación de documentos y uso irregular de dinero público.  Para el presidente brasileño, se trata de una maniobra políticamente motivada.  La investigación apunta a incriminar a otras 72 personas, entre ellas los tres hijos del presidente y numerosos funcionarios y ex funcionarios de gobierno.

En caso de ser aprobado por la mayoría de los senadores -llamados a votar el 26 de octubre-, el texto será enviado a la Fiscalía General de la República, que tiene la tarea exclusiva de llevar a cabo la investigación.