La Conferencia Episcopal Paraguaya reunida en la 231ª Asamblea General Ordinaria comunica por este medio su honda preocupación en relación con toda acción que debilite la independencia judicial y propicie una posible manipulación política en el grupo de magistrados responsables de velar por la equidad, la jurisprudencia, el derecho y la aplicación recta de las leyes nacionales en el marco jurídico establecido por la Constitución Nacional.

Manifestamos nuestra extrañeza y solicitamos se den las aclaraciones debidas a la ciudadanía, así como el respeto a los procedimientos definidos y al espíritu que debe prevalecer en todo acto que involucra el nombramiento de autoridades, sobre todo en el Poder Judicial, institución fundamental para la democracia.

Exhortamos a nuestros legisladores del Congreso Nacional a proceder con rectitud, que sean auténticos custodios de la integridad de los Poderes del Estado y garante de la credibilidad institucional.

 

Asunción, 3 de noviembre de 2021

 

OBISPOS DEL PARAGUAY