China decidió reducir de manera drástica sus vuelos internacionales, que quedarán limitados a un vuelo semanal hacia cada país, para luchar contra el nuevo coronavirus, anunció este jueves la administración de la aviación civil.

Las aerolíneas que vuelan a China tendrán las mismas restricciones, agregó la autoridad que tomó esta decisión tras el aumento de los casos de covid-19 importados.

China, donde surgió el nuevo coronavirus en diciembre, ha logrado contener la epidemia en su territorio. Las autoridades no informaron de ningún nuevo caso de contagio local en los últimos dos días.

Pero el país se preocupa por la llegada de casos «importados» de pasajeros, chino o extranjeros, provenientes del exterior.

Ya registró más de 500 casos de este tipo.
Fuente: AFP