Con un rotundo 61,87% a favor del rechazo, ciudadanos chilenos le dieron el no a la nueva Constitución.

La legalización del aborto, la reelección presidencial, el sistema de justicia y el carácter plurinacional del estado fueron los principales factores para el rechazo.