Hernán Colman superintendente de Bancos habló sobre el cierre de la Financiera Crisol y Encarnación, conocida como CEFISA. Explicó que la entidad no pudo cumplir los compromisos sugeridos de un plan de regularización que ellos presentaron en el mes de septiembre.

La entidad tuvo que reconocer algunos cargos contra su patrimonio y que parte de su cartera y activos estaban con algunos inconvenientes. Agregó que el nivel de solvencia ya se ubicó por debajo del límite legal exigido y que la ley permite presentar un plan que fue aprobado, pero no lograron cumplir.

En otro momento, comentó que la entidad financiera está en un proceso de resolución, que comúnmente se conoce como disolución.

Hernán Colmán