En el marco de la celebración de la II Jornada Internacional de la Fraternidad Humana, nuestro colega Alessandro Di Bussolo, entrevistó desde Dubai al Cardenal Miguel Ángel Ayuso Guixot, presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, quien reflexiona acerca del valor del Documento sobre la Fraternidad Humana firmado por el Papa Francisco y el Gran Imán de Al Azhar el 4 de febrero de 2019: «una invitación a ser una sola familia humana».

Ciudad del Vaticano

«Que todos juntos, como hermanos y hermanas, podamos manifestar y compartir la importancia de promover la fraternidad humana», es el deseo expresado, este 4 de febrero, por el cardenal Miguel Ángel Ayuso Guixot, presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso y participante de la 2º Jornada Internacional de la Fraternidad Humana, cuyo epicentro de celebraciones se concentra en Dubai, con el evento titulado «La Fraternidad Humana y la Mesa Redonda de la Alianza Global para la Tolerancia» (The Human Fraternity and the Global Tolerance Alliance Roundtable), en el que se proyectaron los video mensajes del Papa Francisco y del Gran Imán de Al Azhar de El Cairo, ambos firmantes del Documento sobre la Fraternidad Humana en Abu Dabi el 4 de febrero de 2019.

Precisamente desde Dubai, nuestro colega y enviado especial, Alessandro Di Bussolo, entrevistó al cardenal Ayuso, quien destaca nuevamente el valor del contenido de este documento «para toda la familia humana», ya que por medio de él «podemos trabajar juntos para combatir tantas desigualdades, progresar en el camino de la paz y poder hacer las necesarias colaboraciones entre seres humanos que pertenecen a una misma familia». 

Asimismo, el purpurado explica que el Documento sobre la Fraternidad Humana, no es un documento islamo-cristiano sino que está abierto a todas las tradiciones religiosas y personas de buena voluntad.

El Cardenal Ayuso y el Documento sobre la Fraternidad Humana

Finalmente, cabe destacar que el encuentro de la 2º Jornada Internacional de la Fraternidad Humana,  fue organizado en el contexto de la Expo Dubai 2020, con la colaboración del Ministerio de Tolerancia y Convivencia de los Emiratos Árabes Unidos y el Alto Comité para la Fraternidad Humana, con el apoyo de la Santa Sede y la Universidad de Al-Azhar.