Tras un enfrentamiento en Compañía Fleitas Cué, San Pedro del Paraná, capturaron a Dionisio Bustamante, alias «Patrón», considerado uno de los criminales más buscados en el sur del país, responsable de al menos 12 asesinatos.

El mismo sería líder del grupo criminal Unión del Pueblo Paraguayo (UPP). Bustamante contaba también con orden de detención por abuso sexual y  robo agravado.