El senador Juan Carlos Galaverna y el presidente del Senado, Oscar “Cachito” Salomón se sacaron los “trapos sucios” en entrevistas radiales.El senador Juan Carlos “Kalé” Galaverna aseguró que su colega, en este caso Salomón, es el dueño de la firma iCrop S.A., la cual fue beneficiada con una concesión para el control de las máquinas tragamonedas por parte de la Comisión Nacional de Juegos de Azar (Conajzar).En conversación con el programa Zona Franca, de la 1020 AM, fue consultado si Cachito operó para no aplicarle el voto censura al presidente del regulador José Antonio Ortiz. “No más del 99%”, respondió y luego retrucó: “Si es su instrumento (Ortiz), es el dueño de iCrop, esa empresa que recibió los súper privilegios de suplantar al Estado en la función de regulación y recaudación impositiva en el tema de las tragamonedas”.“En el tema de las tragamonedas es el capo”, amplió, entre otras cosas, sobre su colega.RespuestaMás tarde, Salomón dialogó con el mismo programa y afirmó que tiempo su colega abandonó el movimiento Colorado Añetete y que es un “viejo decrépito”.Lo tildó de “mercenario de la política” ya que según dijo recibió USD 100.000 durante 42 meses por parte de Horacio Cartes por “servicios políticos”. Aseguró que fue el propio Kalé quien había confesado la cuestión a un grupo de legisladores.Con relación a los juegos de azar, afirmó que es “socio” en Apostala, firma de apuestas deportivas. Citó también que la familia Saba (propietaria de Gambling S.A.) está interesada que Ortiz sea apartado de la Conajzar porque está interesada en la quiniela.“Nosotros le defendemos a él porque es un elegido por nuestro elegido Marito Abdo”, confesó Salomón, dejando en claro que será hasta que se demuestre alguna culpabilidad. “Tenemos la obligación de acompañarle”, afirmó.Los detalles abajo: