Al no tener causas en nuestro país, José Luis Bogado Quevedo, dejó de ser objetivo de la Senad, según explicó la Ministra Antidroga, Zully Rolón. Agregó que no aparecía, “si se cargaba su documento en el sistema no aparecía como buscado porque estaba borrado”. Aclaró que Bogado tenía que estar en el sistema de la Policía Nacional y la Interpol.

La ministra aclaró que en la institución tenían datos de Marcos Rojas, fallecido en el tiroteo de San Bernardino y que figuraba como secretario de una de las personas que era objetivo de la Senad.

Rolón no quiso opinar sobre el tema puntual del tiroteo en el anfiteatro San Bernardino para evitar entorpecer la investigación.

Zully Rolón