«Salvemos a Birmania» y «Queremos democracia» fueron algunos mensajes de la original protesta, en fotos difundidas por el movimiento de desobediencia civil.

En una singular protesta, los manifestantes contra el golpe de Estado militar en Birmania (Myanmar) utilizaron el domingo (04.04.2021) los tradicionales huevos de Pascua para exigir democracia y denunciar la represión que ya ha costado la vida de al menos 557 personas.

Con mensajes como «queremos democracia», «tenemos que ganar» o «nos oponemos al golpe militar», la llamada huelga de los huevos de pascua prendió en las principales ciudades y se propagó en las redes sociales a través de los perfiles de activistas y de los medios de comunicación digitales.

Según la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos (AAPP) de Birmania, 557 personas han fallecido desde el golpe de Estado del 1 de febrero, los cuatro últimos en protestas este sábado, aunque la entidad advierte de que el número de bajas es en realidad más alto, debido a los problemas para recopilar datos.

A las muertes se suman las 2.658 personas detenidas en la actualidad, mientras la junta militar trata de frenar la difusión de las protestas con el corte de la señal de internet, con la conexión a través del cable, poco extendido en el país, como única opción.

Además, se estima que más de 12.000 desplazados huyeron de los bombardeos aéreos del ejército birmano a fines de marzo,  según reportes de  la Unión Nacional Karen (KNU), el grupo insurgente más antiguo del país, que llamó a las minorías étnicas a unirse contra la junta militar.

Aunque la mayoría de las protestas han sido pacíficas, algunos disidentes han protagonizado incidentes violentos, como el que costó la vida a cinco policías el jueves en la región central, cuando un agente desertor -muerto de un disparo- lideró el ataque con granadas contra una comisaría.

Los disidentes dispuestos a empuñar las armas pueden tener cabida en los grupos armados de las minorías étnicas, cuyo conflicto con el Ejército nacional se ha recrudecido en las últimas semanas y amenaza con sumir al país en una guerra civil a gran escala.

Algunos de estos grupos armados, que mantienen un conflicto de décadas con el Estado, han mostrado su simpatía por la disidencia y han dado un ultimátum a la junta si continúa la violencia contra los civiles.

A pesar del alto el fuego decretado por el Ejército este jueves en sus conflictos con las guerrillas, la AAPP denunció en su último comunicado que la ofensiva militar continúa en algunas regiones.

Liberan a australianos detenidos en marzo

Mientras, el gobierno de Australia anunció este lunes que dos ciudadanos de ese país detenidos en Birmania desde finales de marzo fueron liberados y partieron de Rangún, la capital económica.

Los consultores de negocios Matthew O’Kane y Christa Avery, que tiene doble nacionalidad canadiense-australiana, fueron puestos bajo arresto domiciliario cuando quisieron salir del país a finales de marzo, indicó el ministerio de Relaciones Exteriores australiano.

El tiempo que duró la detención tuvieron acceso a asesoramiento consular de las autoridades australianas, añadió la misma fuente.

«Hemos brindado apoyo para su salida de Rangún el 4 de abril», dijo un portavoz del ministerio en un comunicado.
Fuente: dw.com