Las ollas populares realizadas desde la declaración de la cuarentena a raíz de la pandemia del coronavirus, fueron fundamentales para los sectores carenciados y principalmente en la zona de los Bañados donde la mayoría de los lugareños, no tuvieron otra opción más que llegar hasta las carpas preparadas para ofrecer un plato de comida.

Según explicó Luis Narvaja, la situación se va complicando teniendo en cuenta que la ayuda del estado no llega y la colaboración de los ciudadanos ya son escasas, y por ende los organizadores no cuentan con insumos para seguir con la asistencia alimentaria para los más necesitados.

Luis Narvaja
Luis Narvaja