Mons. Adalberto Martínez Flores presidente de la Conferencia Episcopal Paraguaya dijo que las medidas tomadas en la Iglesia parecerán inquietantes, pero son necesarias ante la entrada del coronavirus al país.

Mons. Martínez indicó que hasta el momento las Iglesias no cerrarán las puertas, pero se aconseja que los feligreses no estén muy cerca uno de otros en los templos para evitar el hacinamiento.

En otro momento aseguró que las misas por los enfermos se pueden hacer en forma privada, incluso con trasmisión a través de las redes sociales y de esa manera llegar a más personas que deseen participar.

Mons. Adalberto Martínez
Mons. Adalberto Martínez