Es lo que dijo el diputado del movimiento Colorado Añetete al volver a la cámara baja y recuperar su banca luego de 10 meses de estar ausente y de guardar reclusión en la Cárcel de Viñas Cué.

Quintana aclaró en todo momento ser inocente de todas las acusaciones y denunció un supuesto terrorismo fiscal y judicial.