En entrevista con la 680 AM, el Contralmirante Carlos Diaz, Comandante de la Flota de Guerra de la Armada Paraguaya, explicó que el histórico cañonero Humaitá no se encuentra realmente hundido. “Está fuera de servicio, estando atracado con un ventarrón tuvo un ingreso de agua que motivó que tenga una inclinación de 15 grados”, detalló.

Así mismo dijo que sin ningún presupuesto mantienen al cañonero por «compromiso histórico».

Finalmente, desde la Armada Paraguaya comunicaron que ya se encuentran realizando las tareas de adrizado, para devolver al Cañonero C-2 Humaitá a su posición natural.