El nuevo presidente de la Red Eclesial Panamazónica, REPAM, monseñor Rafael Cob García, obispo del vicariato apostólico de Puyo, Ecuador, en una entrevista publicada por ADN CELAM relata lo que significa la nueva etapa de la institución.

Vatican News

Tal como informa ADN CELAM, monseñor Rafael Cob García, obispo del vicariato apostólico de Puyo, Ecuador, quien acaba de ser nombrado presidente de la REPAM – la Red Eclesial Panamazónica – de la que era su vicepresidente, considera su nuevo cargo “una misión especial para trabajar en defensa de la vida en la Amazonía y de los derechos de los pueblos que en ella habitamos”.

El obispo del vicariato de Puyo destaca que la Iglesia ha asumido “la responsabilidad de cuidar la creación que Dios nos ha dejado”, insistiendo en que “la Iglesia de la Amazonía ha ido despertando en cuanto a ese encarnarse y ese inculturizarse en la evangelización”.

Plan Pastoral de la REPAM

De cara al futuro, monseñor Rafael Cob García ve la necesidad de continuar “con el Plan Pastoral que hizo la REPAM, que va hasta 2024, tomando en cuenta todo ese discernimiento que hubo y las consideraciones que se hicieron en busca de continuar las orientaciones pastorales”. Un camino de escucha y defensa, de “seguir tejiendo las redes y construir alianzas, fortalecer la sinodalidad y también la eclesialidad”.

Continuar el camino

Ante la pregunta acerca de lo que supone para su vida este nombramiento, monseñor Cob García afirmó:

“Es un continuar el camino que ya iniciamos de este servicio eclesial. Para nosotros es una misión especial para trabajar en defensa de la vida en la Amazonía y de los derechos de los pueblos que en ella habitamos. Sabemos que es una responsabilidad grande el coordinar todo este trabajo, pero siempre se hace en equipo y esperamos que Dios nos dé su fuerza y su sabiduría para cumplir esta misión que nos han confiado”

La Amazonía un referente mundial

Al preguntarle qué ha supuesto la REPAM en la vida de la Amazonía en estos ocho años desde su fundación, el presidente recordó que esta Red “nació en Brasilia en 2014, pero la semilla de esta red fue justamente aquí donde nosotros vivimos, que es en Puyo, en la Amazonía ecuatoriana. Eso también nos anima y nos ilusiona, el ver que una semilla ha seguido creciendo, ha dado sus frutos”.

“En estos ocho años podemos ver los frutos de este camino, que creo que ha sido un fortalecimiento muy grande en cuanto al trabajo que se hace en defensa de la vida de esta casa común que Dios nos ha regalado, como nos ha pedido el Papa Francisco desde la “Laudato si’”. Es tomar conciencia de que tenemos que ser corresponsables con este hogar, con esta casa común que es el planeta Tierra”

El presidente de la REPAM afirma asimismo que “la Amazonía es un referente mundial, con una importancia esencial en el equilibrio del clima planetario. Por eso los ojos están puestos en la Amazonía, a todo nivel, a nivel local, nacional, internacional, todos estamos preocupados de que verdaderamente haya un equilibrio en este planeta Tierra. Igualmente, todos estamos preocupados para que este pulmón de la humanidad, que es la Amazonía, verdaderamente se la defienda y se la cuide, porque vemos cómo se va desmoronando a través de las amenazas que la Laudato si’ ya nos dice, como es la deforestación, el extractivismo sin control, la contaminación”.

Cuidar la creación

“Tenemos que saber defendernos de estas amenazas y a la vez frenar también el avance de todo este mundo que se mueve en contra de lo que es la ecología integral. La Iglesia ha tomado desde hace mucho tiempo esta participación y esta responsabilidad de cuidar la creación que Dios nos ha dejado”

Monseñor Cob García se refiere a los cuatro puntos que se abordarán en la nueva etapa de la REPAM:

Mantener y fortalecer la identidad de red

“Lo primero es mantener y fortalecer esta identidad de red, de ir tejiendo juntos. No es una institución con estatutos que está sujeta, sino que tiene una gran libertad de movimiento, y que es articular en definitiva todos esos aportes que vienen de muchos lugares”.

Trabajar con mística y espiritualidad

“El segundo punto es ver que este trabajo, por ser de la Iglesia, es un trabajo con mística y espiritualidad, por ser llamados, como nos pide el Papa y en el Sínodo lo vimos, a una conversión integral, donde naturaleza y sociedad avanzamos juntos, sabiendo que desde la periferia iluminamos el centro”.

Fortalecer la comunión

“El tercero es fortalecer la comunión. Hay cierta preocupación de que quizás las conferencias episcopales de los países amazónicos están todavía poco integradas en la problemática de la Amazonía. Debemos fortalecer y trabajar mucho más en esa comunión y preocupación de integrar también a todas las jurisdicciones eclesiásticas y también a las conferencias episcopales de los países amazónicos, lo que es un gran desafío que nos queda por hacer”.

Fortalecer el trabajo de los núcleos en comunión

“El cuarto punto sería fortalecer el trabajo de los núcleos en comunión con la nueva institución que surgió como fruto del Sínodo, que es la CEAMA. Como hacer ese camino de verdad, de fraternidad, de caminar juntos, porque tenemos ideales comunes, y eso exige de nosotros mucho discernimiento e igualmente la comunión mutua para que fortalezcamos la Iglesia en la Amazonía”.

El legado del cardenal Hummes

Teniendo en cuenta que monseñor Cob García asume un servicio que fue ocupado, cuando fue fundada la REPAM, por el cardenal Claudio Hummes, recientemente fallecido, se le preguntó qué supone su figura y enseñanzas para él:

“El cardenal Hummes es un referente para nosotros y un ejemplo a seguir, porque fue un personaje con una pasión por la Iglesia y por los pueblos originarios, por los pobres, y eso está muy latente y muy evidente en su vida. Un pastor apasionado en la defensa de los derechos de los pobres y de la Amazonía”.

“Fue uno de los artífices, que participó también aquí en el Vicariato de Puyo en los momentos fundantes de la REPAM. El cardenal Hummes siempre será una luz para iluminar nuestro trabajo”

Y añadió que el cardenal Hummes “ha dejado una gran huella en la Iglesia amazónica y ha sido un hombre providencial dentro de la Iglesia y en esta renovación que la Iglesia ha emprendido con el Papa Francisco. Nunca agradeceremos lo suficiente el trabajo que el cardenal Hummes ha hecho por la Iglesia y por la Amazonía”.